Equidad de Género

Una cuestión de calidad, no de números 

© Iris Pohl

En el mundo actual, la equidad de género está más en el centro de atención que nunca. La aparición de un movimiento no binario ha ampliado la conversación sobre lo que define el género, preguntando ¿por qué estamos limitados a ser definidos por el género en el que nacemos? Más aún, ¿por qué nos definimos por medio de género en general?.

La equidad de género y los derechos humanos de las mujeres siguen siendo importantes objetivos internacionales a alcanzar aun cuando en los últimos años se han registrado aumentos sustanciales en el número de mujeres en puestos de liderazgo, acceso a educación de calidad y salarios más altos. 

© Iris Pohl

Los cambios positivos deben celebrarse. Sin embargo, una visión más profunda muestra que una mejora numérica en cualquiera de dichos campos no es nunca la respuesta completa frente a los problemas que enfrentan las mujeres. Las estadísticas mundiales sobre la salud y el bienestar de las mujeres, muestran tasas desgarradoras de violencia física y sexual hacia las mujeres, de abuso psicológico, de auto lesiones, de ansiedad, de depresión, de enfermedades de problemas de salud sexual y reproductiva y de prácticas dañinas.  

 

En el otro lado de la moneda, las estadísticas sobre la salud y el bienestar de los hombres cuentan una historia similar. Tasas extremas de suicidio en hombres jóvenes así como en hombres altamente educados y exitosos, de violencia de hombres contra hombres y contra mujeres, de problemas de salud mental, de abuso de sustancias, depresión, malestar y enfermedades. El "mundo de hombres" en el que vivimos es incapaz de generar verdadera salud, bienestar y vida plena ni siquiera para sus supuestos beneficiarios.  

 

En la lucha por la equidad de género y la identidad de género, ¿es posible que hayamos perdido de vista el panorama general? ¿Qué pasaría si el primer paso para lograr la equidad de género de una vez por todas, fuera preguntarnos si el modelo de vida actual funciona para cualquiera de los géneros a gran escala? 

 

¿Y si la promoción verdadera de la equidad de género no pasa por una lucha de poder entre mujeres y hombres, sino por enfrentar y crear conciencia sobre las fuerzas externas que buscan mantener a las mujeres y los hombres encerrados para que no se expresen en su sensibilidad y ternura naturales? 

La equidad de género no puede mantenerse como una esperanza, un ideal distante, o un objetivo de política pública; necesita ser vivida, caminada y respirada en cada área de nuestras vidas. 

La equidad de género significa expresarnos desde nuestras verdaderas cualidades 

 

En INDERA, apoyamos a todas las personas a reconectarse con sus cuerpos y construir una relación consigo mismos/as que sea basada en el amor, respetuosa y afectuosa. 

 

 En este espacio seguro, podemos explorar lo que se siente al expresar desde nuestros cuerpos más allá de nuestro género y  libres de las versiones tóxicas de la masculinidad y la feminidad que conducen a la dureza, el desprecio, la competitividad y la violencia en los hombres, y la falta de autoestima, problemas corporales, comparación y subyugación en las mujeres. 

 

Libre de estas imposiciones, pronto queda claro que todas las personas somos iguales por dentro. Más allá de las diferencias físicas, somos capaces de expresar el mismo nivel de sensibilidad, fuerza, decencia, respeto, amor y ternura, ya sea que estemos en el cuerpo de una mujer o de un hombre. 

 

 En verdad, la equidad de género nunca es una competencia entre mujeres y hombres, se trata de eliminar los falsos paradigmas para dar paso a las cualidades que todos los hombres y todas las mujeres comparten por igual cuando son libres de expresar quiénes son naturalmente en el interior. 

 

¿Qué significa la equidad de género para INDERA?

 

La equidad de género no puede mantenerse como una esperanza, un ideal distante, o un objetivo de política pública; necesita ser vivida, caminada y respirada en cada área de nuestras vidas.  

 

En INDERA, estamos dedicados a ayudar a establecer nuevos estándares de armonía, comprensión, amor y respeto entre hombres y mujeres. Dado que dichos nuevos estándares resonarán profundamente con lo que sabemos que es verdad dentro nuestro, éstos ayudarán a despertar el verdadero poder que albergamos en nuestro interior y permitirán generar un nuevo sentido de responsabilidad individual y colectiva. 

 

La equidad de género duradera nunca se logrará a través de una pelea o batalla, sino al permitir que nuestras cualidades internas de integridad, sensibilidad y fortaleza sean la brújula que nos guía en todas nuestras acciones.  

 

Si quieres obtener más información sobre nuestro trabajo en materia de equidad de género de INDERA y/o de derechos humanos de las mujeres, contáctanos. 

© Iris Pohl

Si quieres saber más sobre los programas de Equidad de Género de INDERA, contáctanos!

SUSCRÍBETE AL NEWSLETTER!
"INDERA - El bienestar es nuestra Fundación"
CONTÁCTANOS

Teléfono: +34 933 488 814

Organización benéfica registrada: 1604

ENCUÉNTRANOS
  • Instagram
  • Twitter
  • Facebook
  • YouTube

© 2020 por Fundación Indera | Términos de uso | Politica de privacidad