Conciencia Corporal

Captura de pantalla 2020-04-19 a las 6.5

El cuerpo sabe 

El cuerpo guía 

El cuerpo habla

© Iris Pohl

El escandaloso aumento de las tasas de violencia contra las mujeres y las niñas en todo el mundo y la denegación de su integridad a través del desdén, la degradación y la discriminación a diferentes 
niveles, son aspectos constitutivos de un feminicidio continuo que no solo está ocurriendo a nivel 
físico y que acarrea secuelas físicas claramente visibles, sino que también está dejando grandes 
cicatrices invisibles, generación tras generación. 

Añade a esto el hecho de que nos hemos convertido en una sociedad hiper sexualizada y pornográfica, donde muchos niños comienzan a ver porno duro alrededor de los ocho años y las niñas aprenden desde una edad temprana a someterse a prácticas sexuales denigrantes y abusivas que se centran únicamente en la atracción física, la estimulación y/o la búsqueda y obtención de alivio. Teniendo en cuenta las consecuencias devastadoras que estas tendencias tienen tanto en hombres como en mujeres, no podemos dejar de concluir que perjudicarnos a nosotros/as mismos/as y a los demás se ha normalizado completamente. 

© Iris Pohl

Tenemos una capacidad innata en materia de sensibilidad, de sentir lo que está sucediendo a nuestro alrededor, abrirnos, conectarnos, estar con y llegar a otro/a, observar y registrar lo que vemos, desarrollar una conciencia de lo que realmente nos funciona y lo que no. A pesar de ello, no solemos hacer uso de las mismas. Tampoco las alimentamos ni las colocamos en el centro de nuestra atención. Esto tiene consecuencias para nosotros/as dado que son dichas capacidades innatas las únicas que nos permiten realizar elecciones y tomar decisiones que cuidan verdaderamente de nosotros/as y que, por tanto, nos permiten decir no a los ciclos de abuso que nos atrapan en patrones de comportamiento autodestructivo.   

 

Formamos parte de una tendencia mundial que anula, degrada y descarta nuestra sensibilidad; en detrimento nuestro. Como resultado de ello, no hay muchas personas que sean verdaderos ejemplos a seguir en materia de sensibilidad. Dicho vacío se llena con versiones estereotipadas de la feminidad y la masculinidad que no sólo son omnipresentes sino que nos alejan aún más de nuestra verdad.  

 

Sin embargo, lo innato en nosotros/as siempre permanece. En nuestra sensibilidad reside nuestro verdadero poder y la clave para desarrollarlo pasa por la reconexión con nuestro propio cuerpo.  

Desarrollar conciencia corporal es un primer paso clave para que las personas se empoderen y se apropien de sus propias vidas, para hacer que la vida suceda en lugar de permitir que la vida nos suceda, en términos que naturalmente no aceptaríamos. 

El Poder de la Conciencia Corporal 

 

 La construcción de conciencia corporal es un elemento fundamental para poder entendernos mejor, para tener mas elementos para comprender mejor el mundo que nos rodea, para llevar una vida que honra tanto lo que sabemos que es verdad como nuestra sensibilidad. Desarrollar conciencia corporal es un primer paso clave para que las personas se empoderen y se apropien de sus propias vidas, para hacer que la vida suceda en lugar de permitir que la vida nos suceda, en términos que naturalmente no aceptaríamos.  

 

INDERA trabaja con personas de todas las edades y profesiones (y específicamente con jóvenes) para desarrollar conciencia corporal y construir una fuerte calidad de autoestima y armonía dentro del cuerpo que puede ser usada como una brújula interna para navegar en sus vidas. 

 

 Creamos conciencia sobre el hecho de que: 

 

  • El cuerpo es más que un objeto cuyo deber principal es llevarnos del punto A al punto B. Su valor no está determinado por sus atributos o deseos físicos sino por su capacidad para  conectarnos más profundamente con la vida. Es esa conexión, precisamente, la que nos permite estar en quietud interna en nuestro propio cuerpo. 

 

  • El cuerpo es el instrumento más preciado que tenemos a nuestra disposición 24 horas 7 días a la semana. El cuerpo nos comunica constantemente cómo estamos, cómo nos impacta la vida y cómo discernir lo que sentimos que es verdadero de lo que no. Escuchar a nuestro cuerpo nos ayuda a tomar conciencia de que la sensibilidad es una fortaleza y no una debilidad, y que podemos vivir de una manera que honre lo que sabemos que es verdad.  

 

  • El cuerpo es nuestro mejor amigo y nuestra calidad de vida depende de cuánto estamos dispuestos a trabajar conjuntamente con él. Hacernos daño a nosotros/as mismos/as y a otras personas solo es posible si vivimos desconectados del cuerpo. El cuerpo es la llave. Anularlo nos lleva al inframundo del daño y el abuso. Escucharlo y apreciarlo conduce a un verdadero bienestar. La elección es nuestra, pero la clave es saber que hay una opción y que es posible una verdadera elección. 

© Iris Pohl

Si quieres saber más sobre los programas de Conciencia Corporal de INDERA, contáctanos!

SUSCRÍBETE AL NEWSLETTER!
"INDERA - El bienestar es nuestra Fundación"
CONTÁCTANOS

Teléfono: +34 933 488 814

Organización benéfica registrada: 1604

ENCUÉNTRANOS
  • Instagram
  • Twitter
  • Facebook
  • YouTube

© 2020 por Fundación Indera | Términos de uso | Politica de privacidad